Comercio Exterior, VTZ, Abogados, AMLO, Importacion, Economía

Licencia Sanitaria Única: Implicaciones para el Comercio Exterior en México

Para garantizar el control de precios y promover medidas que contengan la inflación, el secretario de Hacienda y Crédito Público anunció un plan el 3 de octubre durante “la mañanera”. Este plan forma parte del Acuerdo de Apertura Contra la Inflación y la Carestía (APECIC). Su objetivo es “facilitar” las actividades de importación y distribución de alimentos e insumos para el envase de alimentos, eximiendo de trámites, permisos e impuestos a las empresas beneficiadas.

¿Qué empresas se benefician de esta licencia sanitaria?

Derivado de un acuerdo entre el gobierno y 15 empresas, el plan es conceder una “licencia única universal” para que dichas empresas puedan realizar actividades de importación y distribución de alimentos e insumos para el envase de alimentos. En pocas palabras, el gobierno las eximirá de todo trámite o permiso —incluyendo aquellos del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad (SENASICA) y de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS)— así como del impuesto general de importación.

Entre los empresarios firmantes del acuerdo se encuentran:

  • Antonio Suárez Gutiérrez, de Tuny;
  • Leovi Carranza Beltrán, Grupo Pinsa Dolores atún;
  • Juan Antonio González Moreno, Grupo Gruma-Maseca, tortillas;
  • Altagracia Gómez Sierra, Minsa, tortillas;
  • Daniel Salazar Ferrer, Bachoco, pollo y huevo;
  • Isidro Ávila Lupercio, San Juan, huevo;
  • Alfonso Celis, Socorro, huevo;
  • Jesús Vizcarra Calderón, SuKarne, carne de res;
  • Arnulfo Ortiz, Grupo Gusi, carne de res;
  • José Zaga Mizrahi, Opormex, carne de cerdo;
  • Eugenio Caballero Sada, Sigma Alimentos, carne de cerdo;
  • Guilherme Loureiro y Javier Treviño, Walmart, distribuidores;
  • Ricardo Martín Bringas, Soriana, distribuidores;
  • Antonio Chedraui Obeso, Chedraui, distribuidores; y
  • Alfonso Rosales Wybo, Valle Verde.

El propósito de la licencia sanitaria única

En pocas palabras, esta licencia busca facilitar que la importación de alimentos, en especial de carnes, sea un proceso más sencillo y barato. Su intención final es combatir los altos costos de los alimentos derivados de la inflación. De acuerdo con el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador:

"Tenemos que garantizar que no aumenten los precios de los alimentos y que no se utilicen pretextos [...] Lo que estamos planteando es que si conseguimos la carne más barata para que la gente pueda tener acceso a carne, buena y barata. [...] Nada más que Senasica y Cofepris se usaban como obstáculos [...]"
Andrés Manuel López Obrador
Presidente de la República

El papel de la PROFECO respecto de esta licencia sanitaria

Según lo expuesto, las empresas aceptaron que la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) tenga la autoridad y fiscalización en caso de “abusos”. Pero, cabe señalar, que esta autoridad siempre ha tenido facultad para revisar las prácticas comerciales, con o sin el consentimiento de las empresas.

Durante la vigencia de este acuerdo, la PROFECO suspenderá la revisión de toda regulación donde se considere que impida o encarezca la importación de alimentos y su movilidad dentro del país. Con la licencia única universal, estas 15 empresas se comprometen a (auto)verificar que los alimentos e insumos que importen y distribuyan sean de calidad y estén libres de contingencias sanitarias o fitosanitarias.

¿La licencia sanitaria única es incompatible con el Acuerdo MSF?

El Acuerdo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (Acuerdo MSF) permite a los gobiernos establecer sus propias normas en materia de inocuidad alimenticia. Esto siempre que se haga con base en una evaluación de las circunstancias y riesgos existentes para personas o animales. Las medidas adoptadas bajo el Acuerdo MSF deben fundarse en normas y recomendaciones internacionales, así como en testimonios científicos que se apliquen únicamente en la forma necesaria para proteger la salud y que no resulten más restrictivas de lo necesario.

Con la implementación de las licencias únicas sanitarias, el gobierno estaría aplicando dos tipos medidas: la primera es una exención de facto de trámites e inspecciones sanitarias para las importaciones que realizan las empresas firmantes del acuerdo. La segunda consiste en las licencias sanitarias «tradicionales» que son exigibles para la importación de productos, es decir las importaciones que realizan las empresas no firmantes.

Esta situación en donde se baja el nivel de protección para algunas empresas y se mantiene en otras podría resultar incompatible con el Acuerdo MSF. Esto es así porque se podrían discriminar, de forma arbitraria e injustificable, productos de distintos orígienes que presentan las mismos riesgos en virtud de las facilidades otorgadas a las empresas con licencia única universal. 

¿La licencia sanitaria única provoca una discriminación entre importadores?

El problema de la discriminación puede verse de la siguiente forma: ¿Por qué sólo estas 15 empresas mexicanas? ¿Pueden otras empresas acceder a estos beneficios? ¿Estos beneficios aplican únicamente para mercancía importada? Desde nuestro punto de vista, hay muchas preguntas y pocas respuestas con respecto a esta política.

En primer lugar, el Presidente fue quien hizo esta invitación o llamado con los empresarios, según sus declaraciones en la mañanera. De hecho, él mismo comentó que sostuvo reuniones personales con los empresarios. En segundo lugar, el Presidente también señaló que “está abierto… el convenio para quienes voluntariamente quieran adherirse”. Sin embargo, el Secretario de Hacienda no expuso los criterios para que las empresas puedan adherirse a dicho convenio.

Para combatir la inflación, las medidas evidentemente deben ser generales. No sólo deben darle beneficios a un puñado de empresas. Desde un punto de vista legal, nuestra constitución y ciertos tratados castigan medidas que son “discriminatorias”. Por ejemplo, nos llama la atención que las 15 empresas son principalmente mexicanas, mientras que desconocemos si otras empresas (con inversión extranjera) podrán cumplir o no con los criterios para adherirse al convenio.

¿Futuras restricciones al Comercio Exterior?

Además de la Licencia Única Universal, el Secretario de Hacienda informó que fortalecerá su programa de granos en donde México es deficitario. Por otra parte, el Secretario anunció medidas de comercio exterior, específicamente restricciones a la exportación. 

En palabras del secretario, “se cancelará… la exportación de maíz blanco, frijol, sardina y chatarra de aluminio y acero utilizado en los envases de alimentos”. Además, se examinará conjuntamente la necesidad de extender esta limitación a otros productos. 

De acuerdo con el artículo 2.11 del T-MEC, México no puede establecer una prohibición a las exportaciones destinadas a sus socios comerciales, salvo que se cumpla con los requisitos del artículo XI del GATT de la OMC. Este precepto permite adoptar ciertas medidas temporales, como restricciones y prohibiciones, a la exportación para prevenir o remediar la escasez de alimentos u otros insumos esenciales.

Conclusión

Si bien es incuestionablemente válido tomar medidas para combatir la inflación e impulsar la oferta de alimentos e insumos, consideramos que el gobierno no está atacando el problema de raíz: la “ineficiencia” de las autoridades sanitarias, COFEPRIS y SENASICA, para expedir los respectivos permisos.

¿Necesitas más información? 

VTZ es un despacho especializado en Comercio Exterior y Aduanas e IMMEX con un equipo con amplia experiencia, contacta a nuestros miembros:

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Lo más leido:

Suscríbete a Nuestro Boletín

Nuestros Boletines Previos

Import, International Trade, Lawyers, Mexico, Permits, License

Unique Sanitary License

Unique Sanitary License: Implications for International Trade in Mexico To ensure price control and promote measures to contain inflation, the

Seguir leyendo

Sigue las noticias de VTZ